Article El laberinto de las transversales.
RESUM ARTICLE

La LOGSE, como todas las reformas educativas que se precisen, construye su propio universo de términos y conceptos que, en la teoría y en la práctica, acaban dictando las modas. La transversalidad es una de esas palabras emblemáticas y cajón de sastre que expresa, al mismo tiempo, objetivos, prácticas, ejes, temas, procedimientos, actitudes, valores, un mero añadido en el currículum, una campaña medioambiental, un taller de consumo, una fiesta intercultural o la solidaridad de un centro una vez al año. En ella se incluyen temas fundamentales para la consolidación de la escuela y la sociedad democrática tales como la coeducación y la educación para la paz; otros, como la educación ambiental, que deberían conformar la columna vertebral de algunas áreas de conocimiento; o la educación vial, sobre la que existen serias dudas de que deba ser asumida por la escuela. En cualquier caso, las transversales -al menos eso es lo que reza en la nueva ley- deben impregnar todo el currículum: desde el proyecto educativo y curricular hasta sus últimos desarrollos y concreciones. En cierto modo, la transversalidad, como veremos más adelante, debido a su carácter omnipresente pero difuso y hasta marginal, lo es todo o se convierte en nada. Ello depende, naturalmente, de la actitud, voluntad y compromiso del profesorado en su conjunto y de cada docente en particular.



FORMATS DISPONIBLES
1.49 €
COL·LECIONS: Revista Aula

Continguts de la revista
MONOGRÁFICO
CENTRO
INTERCAMBIO
REFLEXIÓN
PROPUESTA DIDÁCTICA
EL HATILLO